Ya seas el anfitrión de un evento elegante o ya seas el invitado en un acontecimiento formal, hay ciertos comportamientos o normas de protocolo que debes conocer y que te ayudaran a causar una muy buena impresión. ¡Anota estos consejos y ponlos en práctica!

Puntualidad: ¿Sobre qué hora llegar?

En cenas de carácter formal, la puntualidad o incluso llegar antes de tiempo, lejos de ser premiada, está mal vista. Por regla general, se recomienda acudir al evento unos cinco (máximo diez) minutos de retraso, con este leve retraso estamos dejando un periodo de cortesía para posibles imprevistos.

Ojo con los tics: Evita estas manías

Recuerda: no estás en la comodidad e intimidad de tu casa. Si, por algún casual, la comida está demasiado caliente prueba a removerla o dejarla enfriar, pero no soples. Puedes molestar a tu acompañante y no es higíenico. Del mismo modo, evitar sorber y no uses palillos de dientes en la mesa. Si estornudas o toses, recuerda taparte con el codo, nunca con la mano.

Servilleta: ¿Dónde colocarla?

Uno de los primeros dilemas que surge tras sentarse es: qué hacer con la servilleta. Evita los movimientos bruscos y rápidos con ella y colócala sobre tus rodillas, no la coloques como si fuera un babero. De este modo, en el caso de que el tenedor caiga al suelo, evitarás manchas en tu vestuario. Si, por algún casual, tienes que ausentarte en mitad de la comida, recuerda: deja la servilleta sobre la mesa a la derecha del plato para que el camarero sepa que vas a volver.

Cubertería: ¿Con qué cubierto tengo que comer?

Si el menú de tu cita tiene varios primeros y segundos, seguro que cuentas con varios cuchillos y tenedores. En esas ocasiones ten en la cabeza que el orden va de fuera hacia dentro, es decir, el cubierto más próximo al plato será el último en usarse. Si eres tú quien organiza la cena, acuérdate de poner los tenedores a la izquierda para una persona diestra y los cuchillos a la izquierda. Si fuera zurdo, al revés.

Pan: ¿Cómo es correcto comerlo?

A tu izquierda siempre encontrarás, sobre un platito, un trozo de pan. El cuchillo que hay al lado no es para partirlo, sino para untar. El protocolo dicta que el pan se come con la mano, tras ser partido en trozos pequeños con ella. En situaciones muy formales está mal visto rebañar el plato.

Postura: ¿Cómo debemos sentarnos?

En algunas comidas familiares es normal colocar los codos sobre la mesa, pero en eventos de etiqueta o una comida con desconocidos es importante mantener una postura más formal. La espalda deberá estar pegada al respaldo, los codos fuera de la mesa y los antebrazos apoyados sobre la mesa. Importante: las manos deberán estar siempre a la vista. Jamás apoyadas en las piernas.