Ácidos, dulzones, agrios… los olores provocan reacciones de manera inconsciente en todos nosotros. Nos agradan o nos repelen en función de nuestros gustos personales. Sin embargo, hay aromas que consiguen desagradarnos de manera unánime, aromas que consiguen permanecer largo tiempo, pese a nuestros esfuerzos, en nuestro hogar.

En ocasiones, los malos olores pueden instalarse en determinados espacios de la casa sin ningún motivo aparente llegando a incomodar a sus propios habitantes. La alta exposición continuada a estas fragancias puede provocar malestar, vértigos, mareos, mal humor, insomnio… por ello, es importante no dejarlos pasar.

Hay remedios que consiguen inhibir estos olores y te los vamos a mostrar. Anota estas soluciones para deshacerte de estas incómodas fragancias.

Vinagre de manzana, ideal para eliminar el olor a humedad

¿Has secado mal o has guardado la ropa mojada? Entonces habrás detectado un ligero olor de humedad en tu ropa, que tras muchos lavados permanece, siendo difícil de eliminar. El vinagre de manzana posee propiedades antifúngicas ideales para combatir este olor. Diluye un poco de este vinagre en el cajetín de la lavadora junto al detergente. Después, deja secar la ropa en un sitio ventilado. El olor desaparecerá.

Bicarbonato de sodio, eficaz contra la fragancia de la basura

El propio cubo de la basura puede llegar a conservar el olor de su interior pese a ser vaciado y fregado. Para combatir este aroma prueba a espolvorear una cucharada de bicarbonato de sodio en su interior. Después, procede a poner la bolsa de la basura. Lava y cambia el bicarbonato cada semana para paliar la aparición de este aroma.

Limón, combate el aroma de la comida

Si cuando abres la nevera emana un mal olor de su interior y la comida está en perfecto estado, prueba a usar el limón. Este cítrico posee un aroma neutralizante, capaz de combatir los malos olores. Prueba a cortar por la mitad un limón y a guardarlo en el interior de la nevera, su aroma combatirá los malos olores que pueda haber en el frigorífico. También, puedes exprimirlo y guardar el jugo en el interior si el olor que desprende es potente y persiste varios días.

Café molido, frena el olor de las tuberías

En ocasiones, las tuberías desprenden un mal olor por los residuos que se han ido acumulando en ellas. Para combatir y frenar la aparición de estos aromas te recomendamos verter los propios posos del café sobre el fregadero con agua caliente. Sus propiedades sirven para neutralizar los malos olores que se originan por la descomposición de los residuos.