EL SEXO Y LA EDAD: ¿CANTIDAD O CALIDAD?

Entre mi pareja y yo hay bastante diferencia de edad (yo soy mayor que él) y me preocupa que, en algún momento, esto nos afecte en cuanto a la necesidad de sexo que tenga cada uno.

Se han publicado varios estudios científicos sobre la cantidad de sexo que se debe practicar según la edad. Aunque el amor es una de las grandes motivaciones del ser humano y tenemos la idea fantástica de que todos tenemos una media naranja, la verdad es que, con o sin pareja, nuestro cuerpo cambia con los años y, de la misma forma, también lo hacen nuestros hábitos sexuales.
Si podéis combinar ambas facetas de las relaciones de pareja (psicológica y sexual), podréis evolucionar sea cual sea vuestra edad.
Los beneficios del sexo son muchos, de hecho, muchos investigadores relacionan la buena relación sexual de la pareja con una unión larga.

Pero ahí va la pregunta del millón: ¿es mejor la calidad o la cantidad? Parejas de la misma edad que llevan juntas 30 años no dan importancia a la cantidad, sino a la calidad. En cambio, para otras, es clave mantener viva esa llama y pasión.
Así que, a la pregunta de si más sexo es equivalente a una pareja más feliz, no tenemos una respuesta exacta.

Como seres humanos, somos animales muy complejos y son muchísimos los factores que nos influyen a la hora de relacionarnos sexual o no sexualmente. Otros seres vivos no proyectan en la relación sexual todo lo que nosotros (pensamientos, emociones, sentimientos…). Y es que, para otros seres vivos, el sexo es un simple acto donde el objetivo final es la reproducción o satisfacción de sus necesidades biológicas.

Las sustancias químicas que desprendemos en el sexo favorecen la felicidad y el bienestar

Las sustancias químicas que nuestro cuerpo desprende manteniendo relaciones sexuales favorecen la felicidad y el bienestar en pareja, pero no se puede decir o generalizar que eso signifique una mayor felicidad.

Tu caso, por ejemplo… imagina por un momento que tu pareja, siendo más joven, realiza durante toda la semana intensas jornadas laborales y su predisposición a tener sexo se concentra más durante el fin de semana. Y supongamos que tu tienes más intensidad laboral el fin de semana, prefiriendo tener sexo entre semana. En este ejemplo, no se trata de edad o de número de veces, sino de cómo nos sentimos y lo que nos hace sentir.

Como norma general, diremos que las parejas más felices son aquellas más pasionales y que tienen gran cantidad de sexo durante toda la semana. Pero dicho esto, un grupo de investigadores de Toronto Mississauga en Canadá demostraron que el sexo nos hace más felices hasta cierto punto. Su estudio contó con 30.000 individuos encuestados en Estados Unidos, entre los años 1989 y 2012, de entre 18 y 89 años, seguido de una encuesta online y un tercer estudio de 14 años de duración (también respondido por parejas estadounidenses). El resultado fue que es necesario tener sexo con cierta frecuencia (puede ser una vez por semana), para mantener el equilibrio de felicidad en la pareja. Más veces no aporta más felicidad pero menos podría repercutir negativamente en la pareja.

Pero poner una cifra sigue siendo complicado… Investigaciones recientes afirman que la edad es un factor que influye de forma destacada. Cuando somos jóvenes, el sexo se convierte en una parte muy importante de la relación, pero, con los años, valoramos otras facetas de la pareja y tenemos otras necesidades como la compañía o la familia.

Según un estudio realizado por el Instituto Kinsey para la Investigación del Sexo, la Reproducción y el Género de Rosario (Argentina), que la edad influya en la cantidad de sexo del que disfrutamos tiene su lógica, puesto que a medida que nos hacemos mayores tenemos más responsabilidades, la testosterona desciende y tenemos más cargas familiares. El instituto Kinsey encontró que entre los 19 y 29 años, tenemos una media de 112 relaciones sexuales (2 veces a la semana aproximadamente). Y en la franja de edad de 29 a 39 años, la media baja a 86 (1,6 veces por semana). Es decir, a más edad menos sexo.

Además...

¿Influye el matrimonio?

Ya hemos visto que a mayor edad, menos sexo, pero ¿influye en esto el matrimonio? No necesariamente. El estudio realizado por el Instituto Kinsey muestra que el 34 % de las parejas casadas tienen sexo de 2 a 3 veces por semana. Si este dato es cuanto menos curioso, también lo es encontrar que las personas casadas que no tienen mucho sexo se consideran igual de felices que las que sí lo tienen. Y otro punto muy interesante es que las mujeres más mayores y casadas son más felices que las más jóvenes. En resumen, hay que disfrutar de lo que te apetezca y cuando te apetezca, conversando siempre sobre ello con tu pareja.