Las vacaciones son una alteración de la rutina y el ambiente de nuestra mascota, lo que puede conllevar alteraciones en su comportamiento y/o salud. Además, en función de cómo y dónde hayamos ido con ellos, especialmente en el caso de los perros, es necesario tener en cuenta otros aspectos.

CONSEJOS

IUMIUKY y Tiendanimal nos dan algunos consejos para que el cuidado de nuestras mascotas transcurra sin problemas para nuestros peludos, aunque a veces sea necesaria una visita al veterinario para una puesta a punto:

  • Peso: vigílalo porque es frecuente que durante las vacaciones alteremos la alimentación de nuestras mascotas y acabemos dándoles “extras” que se salen su dieta habitual.
  • Almohadillas: el elevado calor del suelo o el ejercicio intenso pueden dañar sus almohadillas. Además, si hemos ido a lugares donde ha podido bañarse, el agua reblandece las almohadillas y facilita que se hagan alguna herida.
  • Piel: si los baños han sido frecuentes puede que lleguen a provocar una dermatitis húmeda.
  • Pelo: tras unas vacaciones donde aumenta la actividad, es posible que el pelo acabe enredado y sucio. Lo más aconsejable es bañarles o incluso cortarles el pelo. Quizás sea hora de pasar por la peluquería…
  • Oídos: las espigas y la humedad pueden suponer un riesgo para la salud ótica. Hay que tener mucho cuidado con eso.
  • Comportamiento: con la vuelta a la rutina tras las vacaciones nuestras mascotas vuelven a pasar más tiempo solas, lo que les causa estrés por separación. Es importante que hagamos una readaptación progresiva y que enriquezcamos el ambiente para que estén entretenidos. En este sentido, los gatos son especialmente propensos a estresarse con los cambios de rutina, más que los perros.
  • Boca: forma parte de la exploración rutinaria del veterinario y nos ayudará a descartar posibles roturas de dientes, acumulación de sarro…

Pero si, además, no hemos podido llevarnos de viaje a nuestra mascota y se ha quedado en una residencia canina o felina, también ha estado expuesta a contagiarse de determinadas enfermedades como la traqueobronquitis infecciosa canina (conocida también como “tos de las perreras”).

Por eso, insistimos, una visita a u veterinario no está de más, sobre todo si notas algo raro.

Además...

RECOMENDACIONES PARA CUIDAR A NUESTRA MASCOTA

Ofrécele una alimentación de calidad, lávalo y cepíllalo con cuidado, y lo más importante, edúcalo con respeto y dale mucho amor y cariño.