¿Estás perdiendo vista? Conoce las causas y qué hacer

Si tienes más de 45 años y empiezas a ver mal de cerca y no enfocar, eres uno de los 17 millones de españoles que sufren presbicia. Esto es lo que debes saber

Sl ya has empezado a notar los molestos síntomas de la vista cansada, conocer y comprender sus causas es el primer paso que debes seguir antes de buscar solución a este
problema visual. ¡Apunta!

¿Qué es la presbicia?

Es una de las enfermedades del ojo más extendidas. La presbicia o vista
cansada, es un defecto visual que consiste en la disminución de la capacidad de enfoque del ojo, lo que implica una dificultad para ver nítidamente los objetos cercanos, leer o trabajar con un ordenador.

¿Cuáles son los síntomas?

Habitualmente, la presbicia o vista cansada se comienza a detectar cuando se ve más borroso de cerca o existe dificultad para leer la letra pequeña y enfocar objetos cercanos, lo que lleva a tener que alejarlos para ver correctamente. Además, la persona que padece presbicia puede sufrir otros síntomas, como dolores de cabeza ocasionales o fatiga visual. También la vista cansada puede aparecer acompañada de miopía, astigmatismo o hipermetropía.

Aunque afecta por igual a personas con miopía que a hipermétropes, en los segundos aparece antes. También hay que tener en cuenta que afecta igualmente a las personas que nunca han requerido usar gafas, ya que se trata de un problema relacionado con la edad.

¿A partir de qué edad comienza?

Es el problema visual más común en el mundo y suele aparecer entre los 45 y los 50 años aproximadamente. Con la edad se origina una degeneración del cristalino y su músculo ciliar, por lo que se va perdiendo también la capacidad de hacer esfuerzo y por lo tanto aumenta progresivamente la dificultad para enfocar los objetos cercanos.

¿Se puede prevenir?

Los especialistas recomiendan revisiones visuales anuales a partir de los 50-55 años, ya que es a esta edad cuando las personas son más propensas a sufrir otras enfermedades oftalmológicas como las cataratas o el  glaucoma. Sin embargo la presbicia es consecuencia del proceso de envejecimiento del ojo y no se puede prevenir. Eso sí, los oftalmólogos han alertado últimamente de que se están encontrando cada vez más casos de vista cansada en personas menores de 40 años, debido sobre todo a una excesiva exposición a las pantallas de dispositivos electrónicos, como móviles, ordenadores o tabletas.

¿Cómo se puede tratar?

Hasta hace pocos años, la forma más habitual de corrección de la presbicia
era mediante la utilización de gafas o lentillas. Actualmente, también tiene solución quirúrgica a través de dos técnicas: la implantación de una lente intraocular multifocal y el láser presbicia. La intervención es muy parecida a la de cataratas, se trata de una cirugía ambulatoria que se realiza con anestesia local, suele durar entre 30 y 60 minutos, no precisa sutura, permite eludir el ingreso hospitalario y, lo mejor para los pacientes, permite recuperar la actividad diaria a los pocos días.

¿Y la fatiga visual?

No se debe confundir la vista cansada con la fatiga visual. La fatiga visual puede aparecer a cualquier edad y es el resultado de haber realizado un esfuerzo puntual con los ojos (leer, trabajar con el ordenador, un sobreuso del móvil…). Aunque algunos síntomas se parecen, como el lagrimeo, el picor de ojos o el dolor de cabeza