Siete consejos para mantenerse sano en tus viajes

Mantener un estilo de vida saludable no está reñido con ir de vacaciones ¡sino todo lo contrario!

Este domingo se celebra el Día Mundial de la Salud, y las vacaciones de Semana Santa están a la vuelta de la esquina. Por eso le hemos pedido a la web de viajes Holidayguru que nos prepare una lista. ¿De qué? Pues con consejos a tener en cuenta para mantener un estilo de vida saludable durante nuestras salidas familiares y/o de ocio. Algunos de ellos son sencillos, otros requieren de algo de tiempo y preparación, pero harán que tengas unas vacaciones donde tu cuerpo se mantenga sano y activo.

Prepara las vacunas y un seguro médico con antelación

Si hay algo que muchos viajeros pasan por alto, sobre todo si no quieren gastar mucho dinero, es la contratación de un seguro médico. Pero cuando se quieren evitar disgustos durante las vacaciones, es necesario. Y pedir cita con el médico para saber cuáles son las vacunas necesarias para ir a uno u otro destino, te puede salvar también el viaje. Siempre puede haber imprevistos o accidentes, pero si al menos vas preparado, puedes evitar que las vacaciones se vean truncadas.

Hidratarse siempre es importante ¡pero mejor hacerlo bien!

Beber dos litros de agua al día, sobre todo cuando se está en un clima más cálido de lo normal, es esencial. Hidratarse bebiendo muchos líquidos es la norma que aprendemos desde que somos niños, y es muy fácil llevarla a cabo. Sin embargo, ¿cómo la pones en práctica en tus viajes? Hay muchos tipos de bebidas: batidos, refrescos, cócteles o bebidas alcohólicas, pero para cuidarse, el mejor consejo es beber agua mineral o con gas (recuerda, siempre embotallada), zumos naturales de frutas o agua de coco. Dependiendo del lugar, hay bebidas naturales que son exquisitas y te evitarán la ingesta de azúcares y productos añadidos no necesarios.

Haz deporte en tus vacaciones

¿Pereza? No pienses en el deporte como una jornada en el gimnasio, sino como un movimiento natural del cuerpo. Con el mero hecho de pasear por una ciudad ya estaremos haciendo que nuestro cuerpo se mueva. Si vas a destinos de playa, la práctica de yoga, surf, kayak, buceo… supondrán un movimiento constante, además de una diversión asegurada. Si te gusta ir al campo, senderismo, bicicleta o escalada son algunas de las mejores opciones. ¡Es más fácil de lo que parece, y te permitirá descubrir el destino de forma diferente!

Aliméntate de manera sana comiendo productos naturales

En los viajes, una parte esencial de la experiencia es la gastronomía. El descubrimiento de culturas a través de sus comidas típicas es algo que los viajeros disfrutan, pero hay que hacerlo con cabeza. Para cuidarte estés donde estés, te recomiendo que investigues la comida local. En lugares exóticos, esta tendrá una base de frutas, verduras y productos naturales. Si viajas a grandes ciudades, probablemente encuentres comida rápida en cada esquina. Piensa que siempre debes mantener una dieta equilibrada, y que, si hoy haces una excepción, mañana es mejor que te controles. Movimiento y buena alimentación: la clave para que nuestro cuerpo esté perfecto para disfrutar del viaje.

Elige un calzado adecuado para cada uno de tus viajes

No dejes que la falta de espacio en el equipaje te destroce los pies. Ten muy en cuenta a dónde vas y cuál es el calzado que necesitas. Caminar con los pies llenos de arena en unas zapatillas de deporte puede causarte problemas, igual que ir a hacer senderismo con sandalias o chanclas. Infórmate y piensa de antemano qué actividades te gustaría hacer. Y aunque no lleves mucho calzado en el equipaje, si ves que lo necesitas, compra un par en una tienda local. Los pies son tu base, y no cuidarlos como se merecen puede fastidiarte las vacaciones.

Protégete del sol en todo momento

Y no me refiero sólo al uso de crema solar… Dependiendo de a dónde vayas, el sol puede ser muy intenso, y una jornada de turismo sin la protección necesaria puede causar estragos. Cúbrete bien la cabeza, busca lugares con sombra para descansar, hidrátate y si llevas mucho tiempo bajo el sol, aléjate de él. Muchos viajeros, sobre todo los que no están acostumbrados a pasar largas jornadas bajo el sol, sufren insolaciones, así que ten cuidado.

Descansa

Entre los numerosos tipos de vacaciones que hay, están las vacaciones de relax, donde el objetivo es hacer lo menos posible, y las activas, esas de ver cuanto más, mejor. Si formas parte de los viajeros que disfrutan de la segunda opción, ¡descansa! No tienes por qué verlo todo en un viaje, y es muy importante que le des un poco de tregua a tu cuerpo. Si estás en un destino nuevo, la curiosidad podrá contigo, pero si el clima es diferente, tu cuerpo puede verse afectado. Por ello es muy importante que le des el descanso mínimo que necesita y que duermas entre siete y ocho horas cada día. Además, ¡al día siguiente estarás como nuevo!