No te estanques en la rutina. Claves para reavivar tu relación de pareja

Crees que la pasión de los primeros años va a durar toda la vida, pero la monotonía acaba instalándose la pareja. No te preocupes, es algo normal y tiene solución. Solo depende de vosotros

El paso de los años y la vida cotidiana pueden provocar hastío en tu relación de pareja. Caes en la comodidad y ninguno de los dos cuida al otro. Tenéis que cambiar eso e intentar enamoraros día a dí,a como si fuera el primero. Obviamente no hay fórmulas mágicas, porque si no… pero hay algunos consejos básicos que nos ayudarán a recuperar la ilusión perdida y a volver a ver a nuestra pareja con nuevos ojos (o con los ojos de antes).

Salir más de casa

Una de las mejores maneras de romper la rutina es hacer planes fuera de casa, ya que no salir nunca hace que la pereza y el aburrimiento se apodere de cualquier pareja. No caigáis en la tentación de quedaros en el sofá todos los fines semana, salir a cenar, al cine, a tomar algo… ¡Todo vale!

No dejar de hablar

Una de las cosas más importantes en una relación es mantener una buena comunicación. De hecho, algo tan fácil como dedicar 20 minutos al día a escuchar a tu pareja puede evitar hasta el 68% de las crisis. Es importante que tu pareja sienta que te preocupa cómo le ha ido el día, si hay algo que le preocupa… Apoyaros a diario hará que estéis más unidos. Recuerda que una relación es cosa de dos.

Encender la chispa

Una de las ventajas de los móviles de hoy en día es que te ayudan a acortar las distancias entre tu pareja y tú. Aunque es cierto que cada uno necesita su espacio y tiempo para sí mismo, podéis aprovechar la tecnología para elevar vuestro nivel de intimidad durante la semana. Mandaos mensajes que logren despertar de nuevo la chispa entre vosotros y las ganas aumentarán.

Cuídate (también por dentro)

Apuesta por ropa interior más seductora en tu día a día y no la dejes solo para las ocasiones especiales. Debes sentirte sexy, pero a la vez, cómoda. No hace falta mantener relaciones sexuales con tu pareja para ello, el erotismo empieza por ti misma.

Volved a tocaros

A pesar de que el beso es el rey del erotismo, las manos también os ayudarán a recuperar la sensualidad. Por la noche, cuando estéis un poco tranquilos, buscaos con las manos para focalizar las sensaciones a través de ellas. También podéis probar los masajes. No tienen por qué ir unidos a la sexualidad, pero es bueno volver a tocaros y sentiros. Disfruta del cuerpo de tu pareja y observa qué te dice. A veces, son sorprendentes los mensajes que nos da el cuerpo.

Un mal día es solo eso

Has empezado el día con el pie izquierdo y ya nada te parece bien. La noche llegará y ese terrible día acabará, por lo que no es necesario montar ningún drama. Hay días malos y  tros buenos. No culpes a nadie y mucho menos a tu pareja, eso no te hará sentir mejor,  ino todo lo contrario, ya que crearás conflictos innecesarios. Haz todo lo posible por  ambiar el chip y pídele su consejo. Te sentirás mucho mejor enseguida.

Los detalles importan

Entre tantas obligaciones muchas veces se nos olvida ser cariñosos y expresar nuestros sentimientos.  Debes tener en cuenta que los detalles pueden servir para reavivar el fuego en la pareja. Algo tan simple como dejar una nota en la mesa de noche, llamarle a mitad del día para decirle cuánto le quieres o regalarle un piropo cuando menos se lo espera,  puede ser clave.