La crisis económica unida a los daños colaterales de la pandemia han provocado en mucha gente el deseo de montar su propio negocio. En la inmensa mayoría de los casos, la inversión inicial supone un desembolso tan grande que enterramos ese sueño ante el temor de que no funcione, pero no todos los negocios conllevan una inversión tan grande. Gracias a Internet, disponemos de un amplio abanico de posibilidades para montar algunos por muy poco dinero. Si se trata de negocios online, te ahorrarás el alquiler de un local y quizá tu inversión se reduzca a una web y un ordenador. Toma nota.

Abre tu blog

Sí quieres montar un blog profesional deberías optar por las plataformas de pago. Así, tendrías que contratar un servicio de hosting a una empresa que te ceda un espacio en sus servidores. Los precios oscilan entre los 3 y 10 € mensuales. Además, tendrás que pagar por el dominio de tu blog, lo que te saldrá entre 8 y 20 € al año.

Por último, debes instalar una plataforma para gestionar tu blog: la más popular es WordPress. Ya solucionada la logística y con tu ordenador y tu conexión a Internet como centro de operaciones, ya puedes centrarte en dar un aspecto atractivo a tu blog y dotarle de un contenido interesante para crear una comunidad de usuarios que visiten tus páginas, que es el primer paso para generar dinero. Puedes conseguirlo de diversas formas, entre ellas, ofreciendo contenido extra de pago o con la publicidad de marcas que quieran anunciarse en tu web.

Cuidador y peluquero canino

Con la pandemia ha aumentado la adopción y compra de mascotas, y los negocios caninos están en alza. Entre ellos encontramos a los cuidadores y paseadores de perros, un servicio requerido por personas mayores, con discapacidad física o gente que pasa mucho tiempo fuera de casa. Solo necesitas una web para darte a conocer y crearte un perfil en buscadores o comunidades online.

También puedes ofrecer el servicio a domicilio de lavar, cortar y peinar a los canes o montar tu propia peluquería. Para ello, tras formarte debidamente, deberás elegir el local adecuado y comprarte el equipo necesario: bañera (unos 1.200 €), mesa de peluquería (entre 100 y 500 €), secadores (entre 70 y 280 €), maquinillas, cepillos, peines, tijeras…

Gracias a Internet te ahorras el alquiler de un local y tu inversión se reduce a un ordenador y una web

Profesor particular

Si tienes la preparación adecuada para dar clases particulares de música, idiomas, pintura, deportes, refuerzo escolar, oposiciones… dispones de una gran baza a tu favor. Comenzar a trabajar como profesor autónomo no requiere grandes inversiones, pero sí hay que centrar el esfuerzo en conseguir alumnos.

Puedes hacerlo a través de tu web, redes sociales, comunidades de profesores, plataformas, anuncios… e impartir las clases online, a domicilio o hacerlo en tu propia casa. Otra opción es prestar tu servicio en una academia privada o montar tu propia academia, lo que, obviamente, incrementa el gasto de inversión.

Belleza a la carta

Peluquería, maquillaje, manicura, pedicura, tratamientos de belleza… son negocios en auge, pero montar un salón requiere una inversión importante de dinero. Frente a ello puedes ofrecer estos servicios a domicilio, con lo que solo tienes que invertir en el material necesario y puedes ahorrarte los gastos de mobiliario y alquiler.

Si dispones de coche propio, tendrás más facilidad para desplazarte. Lo importante es llegar al mayor número de clientes, que podrás conseguir montando tu web o anunciándote a través de Internet o redes sociales.

Entrenador personal

Puedes trabajar como entrenador personal si cuentas con la formación acreditada. Una profesión cuya demanda ha aumentado en los últimos años y para la que no necesitas más inversión que publicitarte a través de Internet, por medio de una web y/o redes sociales.

Además, en este campo es muy común crearse un canal en una plataforma de streaming como Youtube. Esto no requiere inversión previa aunque sí es conveniente que adquieras material de grabación de una cierta calidad, sobre todo si deseas tener un mayor número de visualizaciones y sacar dinero de ello consiguiendo anunciantes.

Limpieza a domicilio

Para crear un pequeño negocio de limpieza a domicilio no necesitas mucha inversión, sobre todo si se trata de particulares y tú eres el único empleado. Es un trabajo en el que no falta la demanda y para el que puedes promocionarte a través de anuncios publicitarios o de tu propia web.

Artesano

Si tienes facultades para la escultura, alfarería, crochet, costura, manualidades… puedes crear una web básica para promocionarte o encargar a un profesional una más elaborada que incluya la venta

Además...

¿Sabías que...?

Siempre que montas un negocio es obligatorio darte de alta en la Seguridad Social y declarar a Hacienda tus ingresos