Ten cuidado si regalas un dron: no es un juguete cualquiera

Llevan un par de años convertidos en los regalos estrella. Pero tener un dron conlleva algunas responsabilidades y peligros que debes conocer. Porque está claro que no se trata solo de un juguete.

Los drones se han convertido en uno de los regalos estrella en navidades, cumpleaños y fechas especiales. Y es que, aunque parte del público piense en ellos como aparatos profesionales, su uso recreativo es cada vez más habitual en España.

Por este motivo, si te han regalado, o has regalado, algún dron, es importante que conozcas la normativa vigente para utilizarlo de forma segura y siempre dentro de la legalidad.

Medidas de seguridad

“Los drones son muy útiles. El problema surge cuando quienes los vuelan no han recibido ningún tipo de formación, los utilizan en zonas prohibidas o no toman medidas de seguridad”, explica Daniel Bayón, CEO de Juguetrónica, compañía especializada en regalos tecnológicos.

Para evitar ese tipo de problemas, en 2017 entró en vigor la legislación que regula el uso recreativo de drones. La normativa dice que no es necesario ser piloto certificado si el uso del aparato no es profesional, pero el dron y la emisora tienen que estar identificados con los datos y teléfono del propietario.

Otra de las medidas de seguridad es volar el dron siempre dentro del alcance visual y debe haber un “observador” que dé indicaciones al piloto.

Las distancias varían dependiendo de si el espacio es urbano o no, situándose entre los 50 y los 120 metros de altura.

Las restricciones aumentan cuando se trata de aeropuertos o aeródromos, no pudiendo volar drones a una distancia mínima de 8 kilómetros de este tipo de instalaciones. Para consultar zonas prohibidas, peligrosas o restringidas, Juguetrónica recomienda consultar Icarus RPA.

Cursos

Respecto a la ley de protección de datos, para drones con cámara hay que contar con el permiso de las personas que aparezcan en las imágenes para subirlas a Internet o a redes sociales.

¿Y los accidentes? cualquier daño es responsabilidad del piloto. Además, si tu hijo o algún menor a tu cargo utilizan drones, debes saber que han de estar acompañados siempre por un adulto.

VR Dron Autoflight de Juguetrónica.

Consciente de la necesidad de enseñar a sus clientes a utilizar los drones que compran y concienciarles sobre un uso adecuado de los mismos, Juguetrónica organiza de forma periódica talleres de vuelo de drones en su flagship del centro de Madrid.

“Durante estos cursos, enseñamos a los participantes a reconocer las distintas partes del drone o a llevar un correcto mantenimiento de sus baterías, pero también a ajustar su vuelo, adquirir habilidades o conocer aspectos legales relacionados con el uso de este aparato”, señala el CEO de Juguetrónica. La plaza del curso cuesta 18 euros y el próximo tendrá lugar el 5 de febrero.