Las fresas: muchas vitaminas y pocas calorías

Esta pequeña fruta roja es rica en vitamina C, potasio y ácido fólico. Además, España es el primer exportador mundial de fresas

A fresa es una de las frutas más refrescantes y sabrosas del mercado. Tienen una gran demanda ya que su temporada dura únicamente una estación: primavera y hasta bien entrado el verano, aunque la puedes encontrar durante todo el año en el mercado. Tómalas solas, o acompañadas de chocolate, leche, nata, con azúcar, con azúcar y un chorrito de vinagre… Las fresas se convierten en postre delicioso para toda la familia y una fruta cargada de beneficios que favorecen la salud y la piel.

España es el primer país exportador de fresas del mundo, y el 97 % de nuestra producción viene de Huelva y sus fresones. Pero también es frecuente encontrar en nuestros campos fresas silvestres, de tamaño más pequeño y sabor más dulce. Ideales para consumir al natural o preparar mermeladas.

Te contamos algunos de los beneficios de las deliciosas fresas:

Mantiene tu línea

Esta pequeña y rica fruta de color rojo pasión es ideal para combatir los excesos de las pasadas fiestas. Tan solo un cuenco de fresas de 100 gramos nos aporta unas 32 calorías, aproximadamente. Por ello se recomienda en las dietas de adelgazamiento.

Mima la piel y tu sonrisa

Entre sus usos en la cosmética resalta su función como exfoliante para quitar las células muertas de la piel. Por ello, se recomiendan los exfoliantes que la contienen ya que dejan la piel más natural y sedosa. A su vez, tiene un componente que combate la desmineralización y protege el esmalte de nuestros dientes, ayudando a mantener un perfecto blanco en los dientes.

Bloquea los radicales libres

Las fresas son ricas en antioxidantes, lo que significa que es ideal para prevenir los efectos negativos que modifican el llamado colesterol malo en la sangre y, en consecuencia, a disminuir el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares o cerebrovasculares en las personas.

Frena la anemia

Gracias a su alto aporte de Vitamina C, el consumo de esta fruta aumenta especialmente en situaciones, como embarazo, lactancia, cáncer, tabaquismo… Además, ayuda a que el hierro se absorba mejor, lo que la convierte en un eficaz escudo antianemia y la resistencia a las infecciones.

Remedio natural

Aparte de tener unos potentes beneficios antioxidantes, las fresas son además, un antinflamatorio natural, que actúan de igual manera en el organismo, que un medicamento suave, acompañado de alimentos, como la miel o la cebolla, que ayudan a tu cuerpo.

Combate el cáncer

Gracias a la fisetina, sustancia que contiene, ayuda a provocar la muerte de células cancerígenas en el colon, en el pecho y la próstata.

Regula el cuerpo

Gracias a su alto contenido en agua ayuda a decir adiós a la retención de líquidos. Además, aporta fibra no soluble, que sacia y a la vez favorece el tránsito intestinal, disminuyendo el estreñimiento. Esto consigue depurar el cuerpo y sentirte más ligera en tu día a día.

Cargada de vitaminas

Además de ser rica en vitamina C, que nos proporciona más del 90% de vitamina que necesita nuestro cuerpo a diario, en esta fruta encontramos la vitamina B. Esencial para un sistema nervioso, como la vitamina B12 y, B6 para tener altas las defensas.

Ácido fólico

También conocido como vitamina B9. La fresa es una fruta que contiene altas dosis de este ácido, esencial en el periodo de embarazo, porque ayuda a proteger al bebé contra un gran número de malformaciones