Todos sabemos que no hay nada más cómodo que andar en zapatillas, pero lo que no muchos conocen es que, además, es beneficioso para la salud. A nivel óseo, al permitir a nuestros pies realizar una pisada más correcta, las zapatillas evitan lesiones en rodillas y tobillos.

Esto afecta también a la columna, ya a que al dar soporte a la zona adecuada, las vértebras sufren un menor desgaste. Por no hablar de las caídas y accidentes que se esquivan por llevar un calzado bajo, mucho más seguro que el alto. Además, las pueden usar personas de cualquier edad, siendo un estupendo recurso para aquellas que tienen los pies delicados debido a problemas como callos y juanetes.

Te da felicidad

Si tenemos en cuenta la vida que llevamos, en la que nos pasamos el día corriendo de un lado para otro para poder cumplir con las obligaciones familiares y laborales, las zapatillas son nuestras mejores aliadas. Su ligereza, adherencia y confort favorecen la velocidad al caminar, y lo que es más importante, nos producen sensación de bienestar, aumentando nuestros niveles de endorfinas. Tanto es así que este calzado nos anima a caminar con los correspondientes beneficios que tiene para nuestra salud, entre ellos, mejor circulación sanguínea y disminución del colesterol y el estrés.

A todas horas

Hasta hace poco el problema que tenía ir en zapatillas era que se consideraba que se proyectaba una imagen demasiado desenfadada. Por suerte, esto ya ha quedado atrás y ahora podemos disfrutar de la comodidad de caminar en zapatillas y al mismo tiempo, ir convenientemente vestidos. Incluso, en muchas ocasiones, este calzado aporta un aire chic a nuestro look. Se acabó la tiranía del stiletto para la mujer.

Un básico en tu armario

  • Con un vestido largo: una combinación ganadora para ir arreglada pero informal.
  • Con minifalda: la zapatilla aporta el toque desenfado ideal a esta sugerente prenda.
  • Con vaqueros: es todo un clásico, pero no por ello deja de ser una apuesta segura.
  • Con traje pantalón: aunque nos ha costado aceptarlo, es un estilismo que funciona.

Las famosas lo corroboran

Famosas de todas las edades, como Blanca Suárez, Úrsula Corberó, Toñi Moreno o Sara Carbonero han caído rendidas a las zapatillas de deporte con todos sus looks. Y es que no pueden estar más de moda, ya sean unas básicas para el día a día o unas con detalles para ocasiones más especiales.