Trucos que te hacen la vida más fácil

Spray antimoscas
Si te preguntas cómo acabar con las moscas dejando a un lado las sustancias químicas toma nota de este remedio natural. Tan solo necesitarás una cucharada de aceite de
canela, aceite de tomillo, aceite de clavo de olor y un vaso de agua. Introduce todos los ingredientes en un bote pulverizador, ciérralo y agita fuerte para que se mezcle bien. Pulveriza todas las estancias de tu hogar y verás no solo como las moscas desaparecerán, sino que quedará una fragancia muy agradable en las habitaciones.

Manchas de sudor
Para acabar con estas manchas amarillentas tan molestas y devolver a tus prendas su color original, tan solo necesitas dos ingredientes muy sencillos y que se encuentran en todos los hogares: un litro de agua y un poco de sal marina. Calienta el agua y viértela dentro de un recipiente. Mézclala con la sal marina hasta que ésta se disuelva por completo en el agua y extiende esa mezcla sobre las manchas de sudor de tus camisetas.
Con una esponja, frota suavemente sobre el área de la axila y después lava las prendas en la lavadora de la manera habitual. Verás como con este sencillo y económico truco, cuando saques la ropa limpia de la lavadora, las manchas de sudor habrán desaparecido por completo y tus camisas parecerán recién compradas.

Come en casa o de tupper
Realizar la comida en casa supone el máximo ahorro ya que aprovecharemos todos los productos que tenemos en la nevera y además no tendremos que tirar comida porque
se nos caduque o se eche a perder. Comprar comida precocinada o comer en un restaurante supone un gasto diario evitable.

Vende lo que no uses
Todos aquellos objetos que no utilices los puedes vender en el mercado de segunda mano. Tienes que tener en cuenta que con esta acción te ganarás un dinerillo con el que no contabas y además ganarás espacio en casa que está ocupado con cosas innecesarias. Actualmente, existen numerosas formas de vender objetos, tanto en mercadillos como en aplicaciones móviles o por internet.

Compras
En vez de comprar ropa de temporada, aprovecha las rebajas de verano para comprar ropa de invierno, que estará más barata, y en invierno compra la ropa de verano. Este es un
truco muy útil, ya que la ropa de temporada puede costar el doble que en rebajas. Y si te preocupa que esa ropa ya no se vaya a llevar dentro de unos meses, no te preocupes
porque los diseños son siempre muy parecidos.

Ropa más blanca
Si quieres conseguir que tu ropa blanca no luzca amarillenta, el bicarbonato será tu aliado perfecto, ya que es un producto rico en propiedades antisépticas y antibacterianas que,
además de limpiar la ropa y acabar con las manchas, tiene el poder de eliminar gérmenes. Mezcla el bicarbonato con agua en un barreño e introduce las prendas blancas. Déjalas ahí durante una hora y después sácalas, escúrrelas y tiéndelas.