3 Consejos infalibles

  1. Apuesta por los materiales naturales
    Mesillas de madera, jarrones de cerámica, cestas de fibras naturales… Haz una apuesta firme por los materiales naturales, conseguirás un aspecto artesanal que es la base de
    cualquier ambiente acogeador.
  2. Viste tus paredes
    Una pared vacía y blanca puede generar mucha paz, pero en otoño lo que buscamos es calor, y para ello nada como vestirlas con cabeza. Cuadros, marcos, papeles de pared, tapices…
  3. Elige bien los tejidos
    Mantas de chenilla y lana, cojines de borreguito… Este otoño abriga tu casa con las tendencias más hogareñas. ¿El toque final en tu salón? Un par de lámparas tenues de diseño.

Además...

Viviendas cálidas y luminosas ¿Por qué es bueno tener luz natural?

La luz hace que las diferentes estancias de las viviendas se vean más grandes y espaciosas y ayuda a conseguir un ambiente más acogedor y cálido.