Hay personas que te roban la energía y otras, que te la regalan. Toñi Moreno (48) es de estas últimas. Desde el primer instante, uno tiene la sensación de buen rollo y de conocerla de toda la vida y esto es porque lleva desde los 14 años trabajando como comunicadora y porque tiene la empatía por bandera. Todo esto se transmite en los programas que presenta y en su libro de recetas (a la venta en Amazon).

¿Te consideras buena cocinera?
Es un don que hay que trabajar y solo me considero aprendiz. En mi libro, vais a ver la cocina que he mamado con mi abuela Antonia y mi madre. Está el puchero que hace mi madre, la ropa vieja del día siguiente y con lo que ha sobrado te haces unas croquetas. Una cocina muy andaluza y muy de subsistencia.

¿Qué sueños laborales te quedan por cumplir?
Todos. Empecé con 14 años en la televisión de mi pueblo y he hecho de todo: pintar decorados, reportera de actualidad y de conflictos internacionales, realities, magacines… pero mi filosofía siempre ha sido no ansiar nada y esperar a que lleguen las oportunidades. No tengo un objetivo, eso es frustrarse. Aquí hemos venido a ser felices.

¿Cuál es tu mayor virtud?
Que me olvido de todo lo malo. No soy nada rencorosa.

¿Y un defecto?
Soy muy contradictoria. Por la mañana me apetece vestirme de verde y por la tarde, digo que horror.

Un momento inolvidable de tu vida.
El nacimiento de mi hija Lola.

¿Te ha cambiado mucho ser madre?
Absolutamente. No me acuerdo de cómo era antes. Mi hija ha venido a que yo me haga mejor persona.

¿Qué otra profesión hubieras elegido?
Chef de siete estrellas por lo menos, como Dani García.

¿Cuál es el viaje o ciudad que más te ha impresionado?
Cualquier ciudad del sudeste asiático, de Vietnam, Camboya…

¿Y cuál tienes pendiente de conocer?
Muchísimos sitios, me encanta viajar y sueño con llevarme a mi niña, porque lo que pienso dejarle son recuerdos. No conozco México, por ejemplo, que me encantaría y me queda mucho de África por conocer.

¿Y tu refugio?
Sanlúcar de Barrameda. Allí tengo un apartamento con vistas al Coto de Doñana, donde recupero la paz. Allí está mi madre, mis hermanas, mi sobrino, mi vida…

Junto a sus padres y sus dos hermanas. La muerte de su padre ha sido uno de sus golpes más duros.

Toñi en familia

Un libro que te haya marcado.
Estoy releyendo un libro que marcó mi adolescencia: Paula, de Isabel Allende, y me está gustando más aún.

Un disco o una canción.
Son tantas… cualquiera de Serrat o Sabina.

Tu película preferida.
Soy de la generación deEl club de los poetas muertos.

Actor y actriz favoritos.
Fernando Fernán Gómez, José Sacristán, Concha Velasco, Lola Herrera… Luisa Martín, que es amiga mía y es maravillosa. De los de fuera, me encanta Susan Sarandon, Meryl Streep y Anthony Hopkins.

¿Qué es lo que más te cuesta perdonar?
La mentira premeditada

Además...

¿Sabías que...?

Nació en El Prat de Llobregat (Barcelona), pero cuando tenía 8 años, se trasladó a Cádiz, que considera su tierra.