Qué son los factores de crecimiento y cómo ayudan a nuestra piel

Los factores de crecimiento son necesarios para la regeneración de nuestras células, lo que favorece la síntesis de colágeno y elastina. Nuestro cuerpo los genera de forma natural, pero, con el paso del tiempo, esa producción va disminuyendo.

Nuestro cuerpo los genera de forma natural, pero, con el paso del tiempo, esa producción va disminuyendo. Islandia es el único sitio del mundo donde se cultiva EGF (factor de crecimiento epidérmico) en plantas, concretamente, en una cebada que crece en invernaderos ecológicos de piedra pómez volcánica, agua glaciar y energía geotérmica. Esta planta tiene las características perfectas para el desarrollo de factores de crecimiento a través de la biotecnología, ya que su polen no es compatible con el de otras plantas, lo que garantiza su máxima pureza y eficacia: restaura y redensifica la piel, da brillo natural y reduce la apariencia de líneas de expresión.

Al ser BIOEFFECT una firma islandesa, es la primera que cultiva EGF. Por este motivo, las farmacéuticas expertas en belleza han aprovechado para crear SKINFILLER, un tratamiento exclusivo que une la efectividad anti-envejecimiento de la línea BIOEFFECT con el poder reafirmante e iluminador del LPG, para así lograr una síntesis de colágeno y densidad de la piel hasta ahora nunca vistas.

Los mejores resultados

Para obtener los mejores resultados con este tipo de tratamientos, es necesario llevar una continuidad, así la piel se limpia y se estimula para una microcirculación sanguínea, y esto consigue que esta tenga una mayor facilidad para que entren los demás productos y sean más efectivos.

El tratamiento en su totalidad tonifica y pulveriza consiguiendo una mayor elasticidad y reequilibración de la piel, debido a los polímeros hidratantes y al agua pura islandesa, que está filtrada geológicamente.

http://thesecretlab.es/

https://bioeffectspain.es/