Los secretos de belleza de Cleopatra, ahora en tus manos

Cleopatra murió hace más de 2000 años. Los historiadores dicen que la fecha exacta de su muerte fue el 12 de agosto del año 30 a.d. Cristo y pese a ello, su leyenda ha permanecido intacta a lo largo de los siglos. Es más, sigue siendo un referente de la belleza femenina.

La última reina de Egipto fue una mujer apasionada y apasionante, capaz de conquistar territorios y a hombres tan poderosos como Julio César y Marco Antonio.

Dicen que el secreto de Cleopatra no era solo su belleza, sino su inteligencia pero muchos de los tips que utilizaban sus criadas para cuidar la piel y el rostro de la reina siguen hoy vigentes de una manera u otra. Y si no, seguid leyendo y veréis como algunos de los trucos de nuestras abuelas eran en realidad, trucos de faraona.

Tónico de rojas

Sus doncellas elaboraban un tónico que la reina aplicaba tres veces al día en los párpados. Y lo hacían mezclando una taza de pétalos de rosas en medio litro de agua, dejándolo reposar y colándolo antes de usarlo.

Recortar las pestañas

Eso se lo hemos oído a nuestras mayores: recortar las pestañas cuando hay luna creciente. Se hace durante tres noches seguidas y si luego se aplicaba un poco de aceite de almendras, estas crecían más rápido y más fuertes.

Exfoliante de rostro

Las egipcias utilizaban el puerro. Lo hervían, colaban el agua y lo mezclaban con leche de cabra y azúcar. Formaban una pasta que pasaban suavemente por el rostro y listo.

Carne cruda para reafirmar

Dicho así da un poco de asco, pero ¿cuántas veces hemos visto en las películas eso de poner un filete crudo en un ojo morado? Pues el principio es el mismo. Cleopatra se colocaba trozos de carne de ternera encima de la piel a modo de mascarilla para mantener el cutis terso y huir de la flacidez

Crema de noche de cebolla

Usaba una pasta hecha con jugo de cebolla, miel, lirio blanco y cera fundida. Espesa y contundente, la dejaba actuar toda la noche para tener una piel resplandeciente al levantarse.

Mascarilla calmante

Para combatir los efectos del sol de Egipto, las doncellas de Cleopatra machacaban uvas verdes y mezclaban su pulpa con miel. La aplicaban sobre el rostro húmedo y la dejaban reposar 15 minutos, antes de retirarla con agua tibia.

Crema antiarrugas

La reina egipcia utilizaba rodajas de pepino para deshinchar los ojos, como ahora. Pero también lo mezclaba con leche de cabra batida, aceites esenciales y miel para crear una crema  que combatía las arrugas y atenuaba las líneas de expresión

Baños de leche y miel

Y por supuesto no podíamos olvidarnos que los legendarios baños de leche de burra y miel para hidratar y dar elasticidad a la piel.

Inspirándose en todas estas pócimas y rituales de belleza, la firma de cosmética española Alma Secret ha incorporado una línea en su honor que ha bautizado con su mismo nombre: Cleopatra. Una gama de siete productos que, sin duda, habría utilizado la reina del antiguo Egipto: Exfoliante corporal con Leche de Arroz, Sándalo & Vainilla de Tahiti; Hidratante corporal con Leche de Burra, Sándalo y Vainilla de Tahití; Crema multi-reparadora de manos de Sándalo & Vainilla; Crema ultra-hidratante para talones; Aceite reafirmante y rejuvenecedor con Sándalo & Vainilla de Tahití; Gel de baño Cleopatra con Leche de burra, Sándalo & Vainilla de Tahití y el Gel de baño Cleopatra Coco.

La firma española es hipoalergénica, adaptada a pieles problemáticas o sensibles, efectiva y respetuosa con la piel. Además no utiliza aceites minerales, parabenos, químicos sintéticos, siliconas, sulfatos, ni derivados del petróleo. Y no testa en animales.