1. Carbón

El carbón que se usa en las fórmulas de belleza se activa previamente mediante un proceso de oxidación que aumenta su porosidad y potencia su absorción. ¿El resultado? Funciona como un imán que atrae la suciedad, purifica y limpia sin obstruir. Clave en la rutina beauty de las pieles más jóvenes, grasas o mixtas.

2. Caviar

Cuando las proteínas del caviar llegan a la capa media de la piel, son usadas como bloques para formar fibras de colágeno y elastina, consiguiendo más firmeza, lozanía y brillo en la piel, lo que explica que se le atribuya un potente efecto lifting. El caviar resulta perfecto en las pieles castigadas que necesitan un remineralizante de acción intensiva.

3. Kale

Es un potente antioxidante gracias a su alto contenido en vitamina A y C, que luchan contra los radicales libres que dañan la piel. Además, es fuente de vitamina K, que activa la circulación de la sangre y reduce las bolsas y ojeras. El kale también contribuye a mantener la nutrición de la dermis, ideal para devolver la jugosidad al rostro y aportar más luminosidad en pocos segundos.

4. Incienso

El nivel de relajación que provoca su esencia es incuestionable, sin embargo, el aceite de incienso también tiene propiedades de belleza no tan conocidas: combate la sequedad de la epidermis, tiene efecto antiinflamatorio y es dermoprotector y muy astringente. Un aliado perfecto para las pieles extremadamente sensibles.

5. Espirulina

Pertenece al grupo de las algas verdes, que contienen propiedades revitalizantes y regenerantes. Una cura de choque que refuerza las funciones biológicas de las células y estimula las defensas de la piel. La espirulina se ha convertido en el mejor remedio para la tez pálida y apagada, las líneas de expresión acentuadas y las arrugas marcadas.

6. Calabaza

Cada vez son más los cosméticos que la incluyen por su alto contenido en
vitaminas A y C, que protegen el rostro frente a los radicales libres. ¿Más? También es rica en vitamina B2 y Omegas 3 y 6, que mantienen la piel hidratada, nutrida y protegida de las agresiones externas, por eso va tan bien en las pieles secas y atópicas, dado que las suaviza al instante.

7. Flor de cactus

Florece solo durante 6 horas al año, y libera su poderoso azúcar durante esa singular ocasión. Este extracto posee propiedades extraordinarias: ayuda a reducir los signos de fatiga, protege las células cutáneas frente a los cambios de temperatura, y
suaviza de forma mágica la piel. Al igual que el cactus se enfrenta a las inclemencias del tiempo, la piel se vuelve más resistente a los factores de envejecimiento causados por la vida urbana.

8. Cannabis

Es el nuevo ‘oro verde’ de la cosmética por sus propiedades nutritivas, antioxidantes e
hidratantes. Además tiene un gran poder antiinflamatorio y ayuda a reducir las irritaciones de la piel, por lo que se convierte en el aliado perfecto de los rostros con tendencia al acné.

 

 

9. Veneno de abeja

Tiene un efecto de relajación muscular similar al de la toxina botulínica, disminuyendo patas de gallo, líneas de expresión y arrugas. Pero no solo eso, también las sustancias que contiene este veneno, como la melitina, la fosfolipasa o la apamina, sirven para desinflamar la piel cuando se ve afectada por cicatrices .

10. Tallo de naranja

Las células madre del tallo de la naranja contienen aminoácidos, especialmente, prolina y betaína, así como azúcares, péptidos y proteínas, que son capaces de conseguir la elasticidad de una piel hasta 10 años más joven.